domingo, 10 de noviembre de 2013

Inversión perceptual

Cuando el cerebro procesa una imagen, los diferentes elementos de la misma se agrupan según unos principios de organización. En determinadas ocasiones, ocurre que existe más de una interpretación correcta tras aplicar esos principios y se da una ambigüedad. El cerebro puede pasar de una interpretación de la imagen a otra y este fenómeno recibe el nombre de inversión perceptual.

La figura ambigua más conocida es sin duda esta mujer joven / vieja, creada por el dibujante W.E.Hill en 1915 y estudiada por Edwin G. Boring en 1930. 


Normalmente, solemos ver una de las dos (yo la tenía en mi libro de psicología general y me llevo más de un mes ver a la joven), pero fijándonos bien se consigue ver la otra con cierta facilidad.


Otros ejemplo claro de inversión perceptual es la ilusión pato - conejo.



Aquí es mucho más fácil ver el pato, realizada por Ehrenstein. 

Incluso una marca de cerveza americana lo ha adoptado como logo. 


Un caso extremo de todo esto, serían los cuadros de Oleg Shuplyak que ya subí en otro post (aquí) y donde se ven esas dobles interpretaciones debido a la inversión perceptual fácilmente. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...