viernes, 8 de noviembre de 2013

Escenas míticas del cine (IV)

Martín (Hache), es una película como la copa de un pino y, a la vez, sería un maravilloso libro... es una película para ver y escuchar. Si no la has visto, ya tienes deberes... El señor Boyero la definió así...
"El pedazo de vida, supervivencia, desmoronamiento, amistad, autodestrucción, amor y muerte que acaba de filmar este retratista de las emociones, este hombre que parece saber la hostia de cosas esenciales sobre el anverso y el reverso de los seres humanos, rebosa intensidad y discursos torrenciales (...) un maravilloso director de cine, un equilibrista que avanza por la cuerda floja más arriesgada, amenazada por el rídiculo y el vacío verborreico, pero que consigue sortear esos peligros y llegar al final de la meta con su tesoro íntegro. Aristarain dirige la partitura y la orquesta con el pulso, el coraje y el talento de un maestro. La orquesta está formada por cuatro virtuosos que además de técnica también ponen su alma."

Y aquí dejo un par de perlas (de las infinitas que tiene la película, no son las mejores seguro)... Martín habla a su hijo Hache sobre el trabajo...



En este sigue hablando sobre el futuro de su hijo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...