lunes, 12 de agosto de 2013

Pican, pican los mosquitos...

Casi todo el mundo ha tenido alguna vez un mosquito merodeando y molestando a su alrededor pero pocas veces tan cerca como hasta ahora.

En un estudio publicado en la revista  on line PLOS ONE, unos investigadores franceses utilizaron un microscopio para estudiar cómo los mosquitos se alimentan de sangre. En el vídeo puede verse como se alimenta un mosquito a través de un ratón anestesiado.

Mientras que los mosquitos parecen tener una sola "aguja", el apéndice se compone realmente de varias partes que perforan la piel y se extienden una vez dentro, como se ve en el vídeo. La probóscide - como se le llama técnicamente - tampoco es rígida, como cabría esperar. Es flexible y totalmente controlable. De hecho, la va moviendo hasta que encuentra el vaso sanguíneo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...