miércoles, 10 de octubre de 2012

El experimento de Milgram

Dentro del campo de la Psicología Social, Stanley Milgram llevó a cabo una serie de trabajos para demostrar hasta que punto seguiríamos órdenes (por estúpidas que estas fuesen) cuando las recibimos directamente de una autoridad y, además, éstas entran en conflicto con nuestros propios valores o conciencia moral. En otras palabras, hasta qué punto seríamos capaces de llevar adelante una orden estúpida, incluso una mala orden, porque nos lo mandan, así a secas. Cuando veas los vídeos, verás que a veces somos más estúpidos que la misma orden.

Los primeros trabajos aparecen en un artículo publicado en 1963 en la revista Journal of Abnormal and Social Psychology bajo el título Behavioral Study of Obedience (Estudio del comportamiento de la obediencia) y resumida en 1974 en su libro Obedience to authority. An experimental view (Obediencia a la autoridad. Un punto de vista experimental).

Milgram resumiría el experimento en su artículo "Los peligros de la obediencia" en 1974 escribiendo:

" Los aspectos legales y filosóficos de la obediencia son de enorme importancia, pero dicen muy poco sobre cómo la mayoría de la gente se comporta en situaciones concretas. Monté un simple experimento en la Universidad de Yale para probar cuánto dolor infligiría un ciudadano corriente a otra persona simplemente porque se lo pedían para un experimento científico. La férrea autoridad se impuso a los fuertes imperativos morales de los sujetos (participantes) de lastimar a otros y, con los gritos de las víctimas sonando en los oídos de los sujetos (participantes), la autoridad subyugaba con mayor frecuencia. La extrema buena voluntad de los adultos de aceptar casi cualquier requerimiento ordenado por la autoridad constituye el principal descubrimiento del estudio."


Aunque hoy día es muy difícil encontrar los vídeos originales, he encontrado esta pequeña recreación. No te cuento más. Para saber mucho más, método, posibles explicaciones, variaciones y más, aquí. Si tras ver los vídeos quieres ver más, pincha aquí.



Y sigue aquí... el final es demoledor.

2 comentarios:

  1. jejeje, grande...

    cuanto hubiéramos aguantado nosotros?

    ResponderEliminar
  2. recibiendo órdenes? Bastante... hasta freirlo, probablemente. Está claro en lo que marqué en negrita en el texto.

    Aguantando las descargas... es otra historia.

    ResponderEliminar

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...