lunes, 21 de mayo de 2012

Unos cuantos hechos sobre la deuda americana

Recuerdo que años ha, cuando hablaba con Ángel sobre la deuda soberana de los países siempre solíamos llegar a la misma conclusión (él lo tenía clarísimo), a saber, la deuda americana es muy, pero que muy difícil (imposible, vaya) de pagar, y por tanto esa triple A que mantuvo hasta agosto de 2011, era poco menos que una utopía. El tamaño de la deuda americana es tan grande que debería rozar la consideración de los bonos basura, si no lo son directamente.

Me llega esto. Este es un billete de 100 dólares, al cambio unos 78 o 79 euros. Una pasta.



Esto son 10.000 dólares. Un señor pico. 3 de estos es el salario medio en España.



Un millón de dólares. Tampoco abulta tanto. Probablemente, no lo ganaré en mi vida.


100 millones de dólares, una cantidad respetable. Daría para muchas cosas, pero parece que apretándolo, cabe en el armario.



1.000 millones de dólares. Esto no cabe ya ni en una habitación.



Un billón de dólares. 5 veces esto es la deuda de España. Fijate que los palets ya van doblados de altura. Si se te ocurre cómo podemos pagarlo, se admiten sugerencias.



Una nueva comparativa para que veas la de camiones que hacen falta. Más superficie que un campo de fútbol.



15 billones de dólares. La deuda pública americana. Como la Estatua de La Libertad. More or less.



Tanta historia para llegar donde queríamos llegar, el tamaño de toda la deuda americana, pública y privada. 114.5 billones de dólares.



Si te apetece verlo en forma de video, las imágenes creo que han salido de aquí.




Por cierto, no puedo jurar la veracidad de los datos. Los dejo como me han llegado. Investigando un poco más en el blog salmón, encuentro lo siguiente, los datos son de principios de 2011:

Hasta 1979 la deuda pública de Estados era de 826.519 millones de dólares. En 30 años esa deuda se multiplicó 17 veces hasta llegar a los 14,1 billones de dolares actuales. A 30 de septiembre de 2010, de acuerdo a este informe de Tesoro, la deuda era de 13,5 billones de dólares. Como muestra el reloj de la deuda (y varias cosas más), la deuda de Estados Unidos crece a una velocidad superior a los 300.000 dólares por minuto. Por eso que una pregunta interesante es la que he intentado responder con la gráfica que ilustra este post: ¿de quién es la deuda pública de Estados Unidos?



Un dato relevante es que el 68,4% de la deuda pública (9,64 billones de dólares) es a las propias instituciones y personas de Estados Unidos, principalmente los fondos de pensiones y la seguridad social. El restante 31,6% (4,46 billones de dólares) está en manos de las naciones extranjeras. Este detalle es sólo la deuda pública. La deuda total de Estados Unidos, supera los 76 billones de dólares, como indica este sitio. Es decir, más que todo el PIB mundial. A continuación, el desglose de la deuda de Estados Unidos con los países extranjeros tenedores de bonos:

1. China, 906.800 millones de dólares (aquí acaba parte del superávit chino)
2. Japón, 877.400 millones dólares
3. Reino Unido, 477.600 millones de dólares
4. Países Exportadores de Petróleo, 213.900 millones de dólares
5. Brasil, 177.600 millones de dólares
6. Hong Kong, 139.200 millones de dólares
7. Centros de Banca del Caribe, 133.700 millones de dólares
8. Rusia, 131.600 millones de dólares
9. Taiwán, 131.200 millones de dólares
10. Canadá, 125.200 millones de dólares

Esta lista incluye sólo los primeros diez países, pero éstos representan el 75% de los 4,46 billones de dólares en bonos de la Reserva Federal. Los países exportadores de petróleo son Ecuador, Venezuela, Indonesia, Bahrein, Irán, Irak, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Argelia, Gabón, Libia y Nigeria. Los Centros de Banca del Caribe representan a países como Bermudas y las Islas Caimán.

Resumiendo, que sean 75 o 115 billones de dólares... lo tienen crudísimo para pagarlo. La eterna pregunta, ¿al servicio de quién están Moody's y S&P?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...