jueves, 1 de diciembre de 2011

Rejilla de Herman

Fijate en uno de los puntos blancos del centro de la rejilla. Ahora, los puntos blancos periféricos parecen ser negros. De hecho, si intentas 'cazar' uno de los puntos negros, fijar tu atención en él, la situación se invierte: los puntos vistos con la periferia del ojo parecerán negros, mientras aquellos en los que nos estamos centrado parecerán blancos, de hecho, lo son, dando la impresión de que hay una serie de puntos negros 'corriendo' por la imagen en los que nunca podremos fijar nuestra vista.

rejilla de herman ilusiones opticas
Curiosamente, si fijas la mirada en sólo uno de los puntos, no aparecerá ninguna alteración de los puntos periféricos: misma explicación que el efecto Troxler del que ya hablamos en el blog. La alteración en la percepción de los puntos periféricos sólo aparece en el momento en que cambiamos la dirección de la mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...