jueves, 15 de septiembre de 2011

+ docus

Aprovechando estos días más tranquilos, sigo viendo docus que tenía por ahí pendientes. Os los desmenuzo un poco y recomiendo. Los 3.

El primero que vi fue el multipremiado Man on Wire (2008). Cuenta la historia de un funambulista francés, Philippe Petit, que quisó tender un cable entre la torre norte y sur del WTC (pssss, lo normal). Ni que decir tiene que quería andar sobre ella. Vamos, la historia de un soñador que tiene tal convicción en su idea, que acaba arrastrando a todos los que le rodean para lograr su objetivo. Muy ligero y entretenido. A su favor tiene que lo cuentan los protagonistas. Como muy bien dice, lo que hace es ilegal, pero no amoral... ahí tal vez reside la gracia.



Luego le tocó a The Cove (2009). Documental sobre la matanza de delfines que se realiza en Taiji, Japón. Reconozco que no pensaba que estas cosas pasaran en países civilizados. Ingenuo. Para sus habitantes un way of life, para el resto una carnicería. Como dice Carlos Boyero, el holocausto de Flipper. Entretiene, informa e impacta. Si tropiezas con este docu, no dudes en verlo. Si no tropiezas, búscalo. Ahí dejo el trailer.




Por último, otro docu de corte medio ambiental. Gasland. El más flojo de los 3, creo yo.

Gas esquisto. ¿Te suena? Básicamente, el esquisto es una roca/mineral donde el gas o aceite (muy parecido al petróleo) se encuentra atrapado en el interior de la roca, a diferencia de las bolsas de gas o petróleo que se han explotado hasta ahora. Bien, ese gas (metano) se extrae mediante una técnica llamada fracking (fracturación hidraúlica), que consiste en inyectar agua caliente y arena mezcladas con un montón de productos químicos (sobre 600) a miles de metros bajo tierra. El "agua" inyectada a presión revienta/fractura las rocas sedimentarias y libera el gas atrapado, que sube a la superficie por el mismo agujero que se ha realizado para inyectar el agua. Hasta aquí todo correcto. Parecía la panacea. De hecho, Estados Unidos "flota" en un océano de gas metano atrapado en estas rocas.

El problema vinó cuando se empezó a extraer masivamente. Daños irreversibles en el medio ambiente, ser humano, acuíferos contaminados, por citar unas cuantos.

Bien, al director del documental le ofrecieron dinero por sus tierras y decidió investigar el asunto antes de permitir su explotación. Choca bastante ver como vive la gente cerca de las explotaciones. Ejem. El final del trailer (min 2:20 o así) lo deja claro. Por cierto, lo produce HBO. El trailer.



Afortunadamente, parece que en Europa, de momento, no triunfa. Aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...